Seleccionar página
Menos mal que Nuria insistió. Cuando me llamó para decirme que en el Gremio de Hostelería del Valles Oriental hacían un curso de prevención de riesgos laborales le dije lo de siempre:”que no podré ir, que tengo trabajo, que el horario no me va bien, que llegaré tarde”…I ella contestaba : “no te preocupes si llegas tarde, que si un día no puedes venir no pasa nada, que te guardo los apuntes”….Total que al final me apunté.
La verdad, al principio me daba pereza. Cuando explicaba que iba a hacer un curso de riesgos laborales la gente me decía “vaya palo”.
curs prevenció
Llegó el día y allí nos encontramos un grupo de empresarios de la restauración, con el dossier del curso en la mano y Pere. Y no, no fue un palo. Supongo que por la forma de dar clase del Pere (con muchos ejemplos, escuchándonos, muy cercano) y el grupo que se formó, el caso es que fue muy bien. Tanto que muchos días acabábamos tarde. El tema del curso nos sirvió de excusa para hablar de un montón de cosas relacionadas con el trabajo: los trabajadores, la relación con la administración, con sanidad, el momento complicado que estamos viviendo….
Además de cumplir con los objetivos del curso, cosa que no dudo, estos días me han permitido conocer a un grupo de personas que están luchando por un proyecto, implicándose al máximo para hacer bien su trabajo: Glória de Can Bonamic, Juani de la rosticería Can Daniel, Ana y Antonio del Gran Buda, Alex del restaurante Catalunya, Quico de La Rectoria de Palou, Ferràn de Can Poal, Toni de La Pagesa, Joan Carles de La Magrana, Carles de Els Broders, Francesc de La Perla del Pacífic, y como no, el Pere.